El proyecto LIFE HEATLAND aborda directamente la adaptación urbana a las consecuencias del cambio climático, en particular, busca minimizar el efecto de la isla de calor urbano (UHI) mediante el uso de nuevos pavimentos con menos almacenamiento solar que los convencionales, lo que contribuirá a una mejor calidad de La vida y el bienestar humano.